Ícono, flechas rotativas, en fondo verde

Economía circular

Según las proyecciones recientes, la población mundial podría pasar de los 7,9 mil millones de personas actuales a unos 9,7 mil millones en 2050 (documento disponible en inglés).

El impacto de nuestros patrones actuales de consumo y producción en el planeta es motivo de preocupación. Ya estamos en sobregiro ecológico; utilizamos más de la cantidad disponible de recursos naturales de la Tierra para mantenernos. Las estimaciones indican que, si seguimos por el camino actual, necesitaremos el equivalente a casi tres planetas de recursos naturales.

Seguir como hasta ahora no es una opción. Afortunadamente, ya estamos viendo un cambio de los modelos industriales tradicionales de “tomar, fabricar y desechar” a otros regenerativos y circulares. La transición tiene beneficios para las personas y para el planeta, tales como la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y otras formas de contaminación, de la pérdida de biodiversidad y de la degradación del medioambiente.

Los enfoques de la economía circular pueden ayudar a los países a acelerar su transición hacia economías más inclusivas, resilientes y con menos emisiones de carbono. Al mismo tiempo, pueden apoyar la regeneración de los sistemas naturales, responder a las crisis del clima y de la biodiversidad, y crear nuevos empleos ecológicos.

La creación de planes climáticos nacionales, o Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), ofrece a los países la oportunidad de aprovechar los enfoques de la economía circular como una poderosa herramienta para cumplir los objetivos climáticos y de desarrollo a corto y mediano plazo, así como los objetivos a largo plazo de cero emisiones netas y otras prioridades medioambientales y de desarrollo estrechamente relacionadas.

Muchos gobiernos están tomando la iniciativa al incluir enfoques circulares dentro de sus NDC en sectores como los residuos, la agricultura, la planificación urbana, el turismo y la construcción.

A través de Climate Promise, el PNUD trabaja con los países para identificar y aprovechar estas oportunidades. Esto incluye evaluaciones de la economía circular para identificar las áreas prioritarias para la acción circular y la creación de comunidades profesionales para la participación del sector privado.

Últimas novedades

Ver todo
El Administrador del PNUD, Achim Steiner, se reunió con comunidades locales en Chile que están implementando soluciones necesarias para la gestión de...
Panamá recopila datos sobre la basura en las regiones costeras para abordar la causa de la contaminación de sus playas.
Debemos garantizar que los pueblos indígenas estén al frente de la implementación de los compromisos climáticos.